1.5.SUBSIDIO POR DESEMPLEO (NO CONTRIBUTIVO).
Existen varios niveles más de protección en caso de desempleo, dentro de la modalidad no contributiva:

- El subsidio por desempleo. Pueden solicitarlo los trabajadores cuyas rentas anuales no superen el 75% del SMI (sin pagas extras) y que, cumpliendo los requisitos para acceder a la prestación por desempleo, no alcancen el mínimo de cotización exigido para la prestación, pero sí tengan cotizados 90 días si tiene cargas familiares o 180 días si no las tienen.
La duración del subsidio varía en función del tiempo cotizado desde 3 meses a 21 meses y el importe de subsidio económico es del 80% del IPREM con carácter general.

- El subsidio por desempleo por agotamiento de la prestación contributiva, para desempleados con cargas familiares o mayores de 45 años.

- La renta activa de inserción. Para personas que tienen dificultades de inserción laboral y se encuentran en situación de necesidad económica. Su duración máxima será de 11 meses, y su cuantía es del 80% del IPREM.

El subsidio por desempleo y la renta activa de inserción ofrecen cobertura a colectivos con necesidades especiales que no tienen derecho a la prestación por desempleo.
Como una medida para el fomento del empleo, si cumples los requisitos exigidos, puedes solicitar el pago único de la prestación por desempleo para iniciar una actividad por cuenta propia, o incorporarse como socio trabajador o de trabajo en cooperativas o sociedades laborales que ya están funcionando o se van a constituir.